Abdominoplastia en Pereira (cirugía abdominal para pérdida de grasa)

Abdominoplastia o lipectomía abdominal

¿En qué consiste esta cirugía estética?

La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico para hombres y mujeres, que tiene como objetivo remover el exceso de piel y grasa que se encuentra flácida  en el abdomen.

Se retira la piel sobrante y se tratan los músculos para mejorar el contorno, produce una cicatriz transversa a nivel abdominal inferior tratamos de que quede escondida dentro del vestido de baño o ropa interior.

Algunas cicatrices y estrías por debajo del ombligo desaparecen en el segmento de piel y grasa que se elimina, las que están por encima del ombligo no saldrán completamente pero quedarán ubicadas a nivel inferior cerca de la cicatriz ya que estiramos la piel.

Mujeres que estén pensando en embarazos posteriores no se recomienda la cirugía porque se pueden perder los resultados obtenidos, sin embargo no alterará el desarrollo del embarazo.

En los pacientes que se han sometido a importantes regímenes dietarios presentan grandes extensiones de piel que no tiene una adecuada capacidad elástica por lo cual se deben someter a lipectomías en los brazos, muslos o espalda según necesidad.

¿CÓMO ES LA CIRUGÍA DE ABDOMINOPLASTIA?

El promedio de tiempo quirúrgico es de 2 a 4 horas dependiendo de cada caso.

En la abdominoplastia se realiza una incisión a nivel del pubis (donde quedará la cicatriz), por el pliegue abdominal inferior, se levanta la piel y grasa en exceso y se reseca; en este momento los músculos expuestos se tratan con puntos para definir el contorno y devolver el tono a la pared abdominal.

Finalmente se procede a suturar la piel, dejando tubos de drenaje para evitar la acumulación de fluidos.

Usualmente el paciente es hospitalizado durante 1 día. y se realiza con anestesia general generalmente.

Este procedimiento se suele acompañar de liposucción en los flancos y en la espalda, caderas, cintura, muslos, para definir la silueta corporal, evitamos realizar liposucción fuerte en la zona umbilical debido a la posibilidad de lesionar los vasos epigástricos que son quienes nutren la herida quirúrgica y esto atentaría contra el resultado estético de la cicatriz y el abdomen.

ANTES DE LA CIRUGÍA

Es importante informar a su cirujano plástico sobre el uso medicamentos (anticonceptivos, aspirina etc.), así mismo sobre enfermedades (flebitis en las piernas, desordenes digestivos, estados gripales recientes etc.), que puedan influir en el procedimiento.

Si ha decidido operarse, su cirujano plástico le dará una serie de instrucciones pre quirúrgicas acerca de las comidas que debe consumir, evitar bebidas alcohólicas y algunas drogas.

Si fuma, evite hacerlo por lo menos 2 semanas antes de la cirugía. No se debe exponer antes y después de la cirugía al sol pues este favorece la inflamación y la acumulación de pigmento en la cicatriz.

La flacidez de la piel  mejora parcialmente con la cirugía por lo cual es necesario realizar actividad física regular 2- 3 meses después de la cirugía y  mejorar los hábitos alimentarios.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

Evite estar prolongadamente acostada(o), camine cortos trechos de forma frecuente y respire con inspiraciones profundas del tórax para evitar complicaciones pulmonares (acumulación de secreciones e infección).

El 1º día postoperatorio es conveniente mantener las piernas dobladas con apoyo. El abdomen se encuentra inflamado y va a sentir malestar que es controlado con medicación analgésica.

Su cirujano plástico le recomendará el uso de faja de lycra y programará el retiro de puntos de sutura y drenes.

El retorno a las actividades cotidianas se podrá comenzar a retomar paulatinamente hacia la 1ª a 2ª semana postoperatoria y progresivamente se presentará la recuperación completa.

Durante los 3 primeros meses la cicatriz será gruesa y roja, la cual con un adecuado manejo mejorará su aspecto.

El resultado final de esta sólo se podrá ver pasados 6 meses. Podrá tener disminución de la sensibilidad u hormigueo en la zona abdominal inferior, y en algunas semanas se recuperará dicha sensibilidad.

Igualmente podrá sentir dolor al sentarse pues los músculos del abdomen se contraen, dolor que cederá con el pasar de los días. No debe olvidar que se pueden observar áreas de flacidez al reacomodarse la grasa

COMPLICACIONES QUE PUEDE TENER LA CIRUGÍA

Son muchas las cirugías exitosas de abdominoplastia practicadas por cirujanos plásticos, sin embargo existe el riesgo de complicaciones postoperatorias como: Infección, seromas, hematomas que se pueden controlar con el uso de antibióticos y drenajes.

Asimetrías: Orejas de perro. Cicatrización inadecuada que puede requerir posteriormente nuevas intervenciones para mejorarla por supuesto dependiendo de su cicatrización.

Los fumadores tiene gran predisposición a una mala cicatrización. Complicaciones pulmonares como bronconeumonías, trombo embolismos etc.

Usted puede reducir los riesgos quirúrgicos haciendo caso estricto de las recomendaciones que le indica su cirujano plástico.

Una vez obtenga una nueva apariencia de su contorno abdominal lucirá mejor su aspecto físico, en la mayoría de los casos el resultado será excelente y se mantendrá por un largo periodo de tiempo siempre y cuando se tengan los cuidados dietarios y ejercicios adecuados.

Cuando usted esté consultando información acerca de algún procedimiento específico de cirugía plástica es importante que entienda que las circunstancias y experiencias de cada individuo son únicas, al igual que la forma de comportarse de cada uno de los tejidos del organismo.

Si usted está considerando una cirugía plástica pregunte a su cirujano plástico sobre mayor información en particular y sobre lo que usted puede esperar de ese procedimiento.

¡Pide tu cita ahora!

En nuestras sedes de Pereira y Armenia evaluaremos tus opciones para una abdominoplastia.

Pese al auge de la cirugía plástica, aún hoy a muchas personas les resulta difícil valorar la importancia de la cirugía abdominal, sin embargo, la situación es muy diferente para quienes, pese a las dietas y el gimnasio, sufren con ese abdomen distendido y fláccido que con frecuencia acompaña a las mujeres que han tenido más de un hijo, ya que el estira y encoge de la piel originan su deterioro.

También es el caso de los varones que pueden tener brazos y piernas fuertes, estar en un peso relativamente adecuado, pero luciendo siempre una “pancita” que se resiste a todos sus esfuerzos.

Cuando ya se trataron los medios convencionales y nada da resultado, es momento de intentar algo diferente, siempre que sea seguro y eficaz. En ese caso la solución es una abdominoplastia.

WhatsApp CITA POR WHATSAPP