Rinoplastia (Cirugía de nariz en Pereira y Armenia)

La cirugía de Rinoplastia es empleada para disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, modificar su forma o mejorar algunos trastornos de obstrucción del aire en la nariz.

Con la Rinoplastia se puede adelgazar la punta, rectificar o aumentar el dorso, modificar los ángulos de la nariz en relación a la frente o el labio superior así como rectificar las narinas. Con respecto al tabique, o lámina que separa las dos fosas nasales, se pueden mejorar las irregularidades que trastornan la columna de aire así como tratar los cornetes.

¡Pide tu cita ahora!

Evaluaremos tus opciones para cirugía de nariz, sedes Pereira y Armenia

CIRUGÍA DE RINOPLASTIA

La nariz es una estructura que consta de cartílago y hueso tanto en su estructura externa.

ANTES DE LA CIRUGÍA DE NARIZ

Los parámetros de evaluación dependen de las características étnicas del paciente. Es así que el cirujano plástico deberá examinar la proyección de la nariz en el dorso y la punta, si hay desviaciones, si el tabique se encuentra en posición o hay alteración de la columna de aire en la nariz.

También evaluará su nariz y la relación con su cara desde el punto de vista proporciones. Frecuentemente se solicita un perfilograma (radiografía de la cara para tomar medidas) y encontrar el tamaño y la relación con el maxilar superior o con la mandíbula y el mentón.

Antes de decidir a practicarse esta cirugía piense cuidadosamente en las expectativas que tiene y discútalas con su cirujano plástico pues hay características estructurales y de piel que son propias a cada individuo y que ninguna cirugía va a modificar. Él le orientará acerca de la mejor opción, alternativas, limitaciones, riesgos y cuidados que debe tener.

Debe informar a su cirujano plástico el uso medicamentos, así mismo sobre enfermedades, traumas faciales o cirugías faciales previas que puedan influir en el procedimiento.

Si usted es hipertenso (a) es posible operarlo siempre y cuando esté controlada. Si cicatriza mal, tiene alguna otra enfermedad, fuma, consume drogas como aspirina, anti-inflamatorios, vitamina E, corticoesteroides o presenta sangrado espontaneo o prolongado coménteselo a su cirujano plástico.

Deben suspenderse todas las drogas que aumenten el sangrado tales como la aspirina, antiinflamatorios, vitamina E, omega 3, ginko biloba y otras medicaciones naturistas. Los fumadores deben dejar de fumar completamente al menos 2 semanas antes de la cirugía, para evitar complicaciones. No aplicar ningún tipo de maquillaje el día de la cirugía y solo tomar los medicamentos indicados por el anestesiólogo.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

En la mayoría de los casos saldrá de la cirugía con las fosas nasales taponadas, y deberá respirar por la boca. Progresivamente presentará hinchazón facial hasta los 4 primeros días y luego este disminuirá paulatinamente. Debe cuidar los vendajes que le fueron colocados por su cirujano plástico y evitar mojarlos o moverlos. Puede presentar sangrado escaso por fosas nasales lo cual es norma; si persiste el sangrado consulte su cirujano plástico.

Algunos recomiendan humectar los tapones nasales con solución salina(suero fisiológico) para facilitar su retiro. Si presenta estornudos debe hacerlo con la boca abierta para evitar la presión en la nariz. Debe evitar mojar los vendajes que se encuentran cubriendo su nariz.

Es prudente guardar reposo con la cabecera levantada durante el primer día. No debe tocarse la nariz ni tratar de quitarse los vendajes para ver el resultado esto podría deteriorar la cirugía. Su cirujano plástico determinara el tiempo de uso de vendajes y/o yeso nasales.

Los tapones se retiraran de acuerdo a lo que le indique su cirujano plástico, en promedio 1 a 6 días. No recibir sol por 6 semanas y debe usar protectores solares por 3 a 6 meses. Podrá retornar a sus actividades cotidianas 1 a 2 semanas después del procedimiento. Evitar realizar actividades físicas fuertes por 2-3 semanas pues puede favorecer el sangrado o traumas nasales que afecten el resultado. Los deportes de contacto deben evitarse en los primeros 3 meses mínimo.

SIGNOS DE ALARMA

Es normal un poco de sangrado pero si el volumen es abundante y persistente, si hay olor fétido en los tapones y si el edema en la cara en lugar de disminuir en la primera semana aumenta debe consultar su cirujano plástico.

COMPLICACIONES DE LA RINOPLASTIA

En pacientes que presentan convulsiones puede existir el riesgo de aspirar el taponamiento. Sin embargo, si estas condiciones médicas están adecuadamente controladas y su cirugía la realiza un cirujano plástico calificado y usted sigue adecuadamente las instrucciones e indicaciones que le dé este, los riesgos y complicaciones son infrecuentes y mínimos.

Aproximadamente 15% de los casos requieren revisiones para corregir pequeñas imperfecciones lo cual no se considera una complicación. Se pueden presentar alteraciones en la cicatrización de la nariz presentado irregularidades o edema (hinchazón) en ciertas zonas de la nariz. Si se hacen rectificaciones del tabique puede ocurrir que el patrón de crecimiento de este no se modifique con la cirugía y vuelva a presentar desviación.

Cuando usted esté consultando información acerca de algún procedimiento específico de cirugía plástica es importante que entienda que las circunstancias y experiencias de cada individuo son únicas, al igual que la forma de comportarse de cada uno de los tejidos del organismo.

Si usted esta considerando una cirugía plástica pregunte a su cirujano plástico sobre mayor información en particular y sobre lo que usted puede esperar de ese procedimiento.