¿Debería someterme a una cirugía de reducción de busto?

¿Cómo saber si debo someterme a una cirugía de reducción de busto?

Someterse a una reducción de senos es, sin dudas, una decisión un tanto complicada si no tienes la suficiente información o no encuentras al especialista indicado. Por ello, abordaremos las razones por la cuales muchas mujeres en el mundo suelen hacerse una reducción de busto.

Pero antes de comenzar, te daremos algunos datos de interés respecto a la mamoplastia de reducción para todas aquellas mujeres interesadas en pasar por este tipo de cirugía estética.

¿En qué consiste una mamoplastia de reducción (o reducción de busto)?

Se trata de una intervención de cirugía estética que permite reducir el tamaño de los senos que son excesivamente grandes en relación proporcional al cuerpo, a lo que se le conoce como gigantomastia y/o hipertrofia mamaria.

Para quienes sufren de hipertrofia mamaria, esto resulta un problema muy serio debido a los dolores de espalda y hombros que ocasiona el hecho de tener los senos tan grandes y pesados, además, en cierta medida dificulta la circulación sanguínea y por tanto adormece los brazos y manos.

Tipos de hipertrofia mamaria

La hipertrofia mamaria o gigantomastia es producto del aumento excesivo de los senos en el desarrollo, durante, o posterior a la pubertad femenina. También, suele ocurrir luego de un embarazo y con el envejecimiento.

A continuación te presentamos los tipos de hipertrofia mamaria:

  • Hipertrofia leve: a partir de los 400 hasta los 600 gr.
  • Hipertrofia moderada: a partir de los 600 hasta los 800 gr.
  • Hipertrofia severa: a partir de los 800 hasta los 1400 gr.
  • Gigantomastia: desde los 1500 gr. en adelante

¿Por qué debería someterme a una cirugía de reducción de busto?

Si te identificas con lo anterior, las razones sobran. Generalmente hay tres motivos  principales que llevan a las mujeres a realizarse la cirugía de reducción de senos. En primer lugar los problemas fisiológicos; en segundo los psicológicos; y en tercer lugar los emocionales.

Estos son los motivos físicos de mayor frecuencia en las mujeres que padecen de hipertrofia mamaria:

  • Dolores musculares constantes en la espalda, los hombros y el cuello
  • Irritación por debajo de las mamas
  • Problemas crónicos en los nervios por las malas posturas que adormecen y causan hormigueo en brazos y manos
  • Estrías en los senos
  • Problemas respiratorios frecuentes
  • Quistes mamarios

¿Cuáles técnicas existen para realizar la mamoplastia reductora?

Existen varias técnicas empleadas en la cirugía de reducción de senos sin embargo, las más frecuentes son:

  1. Técnica de pedículo inferior: se aplica para las hipertrofias severas, o incluso en gigantomastias. Este procedimiento hace que la sangre llegue desde las porciones inferiores de la glándula mamaria, hasta la areola para hacer la extracción.
  2. Técnica de pedículo superior: hace que la a sangre llegue de las porciones superiores a la areola para hacer la extracción. Esta técnica se usa en hipertrofias leves y moderadas.
  3. Técnica bipediculada: este procedimiento hace que la sangre llegue a la areola en igual proporción desde ambos extremos (inferiores y superiores), también se usa en hipertrofias leves y moderadas.

Ahora que tus dudas han sido aclaradas, sólo debes evaluar si es necesario que te apliques una cirugía estética como la mamoplastia de reducción, de la mano de un especialista en el área.

Espero que el presente artículo haya sido de utilidad para tus intereses estéticos y te haya ayudado a resolver dudas que tengas sobre este tema tan delicado e importante para tu salud.

¡Pide tu cita ahora!

Solicita ahora una evaluación para tu cirugía de reducción de senos en nuestras sedes de Pereira y Armenia

 


VÍCTOR HENRY REYES VALLEJO 
Cirujano Plástico Estético y Reconstructivo
Miembro de número de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp PIDE TU CITA POR WHATSAPP