¿Cómo se clasifica la cirugía plástica facial y qué procedimientos abarca?

♦ ¿Cómo es la clasificación de la cirugía plástica facial?

La cirugía plástica facial se divide en tres áreas:

1. Tercio superior (frontal): donde podemos elevar las cejas, corregir arrugas y mejorar los párpados;

2. El tercio medio (malar y surcos naso genianos): donde el procedimiento puede incluir rellenar los surcos, estirar el exceso de piel, dar volumen a los pómulos

3. El tercio inferior (cervical y submento): para estirar y resecar el exceso de piel, mejorar la laxitud y corregir la flacidez muscular.

Cuando queremos realizar un estiramiento facial, la cirugía indicada es la ritidectomía o lifting que consiste en la tracción de la piel a través de incisión pre y retro auricular, esto permite el abordaje del tercio medio e inferior de la cara.

Para el tercio superior o región frontal, se realiza a través del cuero cabelludo acompañado o no de una endoscopia, con este procedimiento conseguimos la elevación y tratamiento de la región central, las cejas y de las arrugas frontales.

¿De qué consta la ritidectomía o lifting facial?

Esta cirugía consta de los siguientes procedimientos:

  • Lipoaspiración cervical
  • Tratamiento del músculo platisma (cuello)
  • Plicatura del sistema musculo aponeurótico superficial de la cara
  • Tracción y resección de la piel en exceso
  • Sutura de la piel y colocación de drenes
  • Blefaroplastia según necesidad (cirugía de párpados)
  • Tratamiento de la región frontal según necesidad

Los puntos se retiran entre siete y quince días, el sangrado es mínimo y la recuperación es rápida permitiendo un pronto retorno laboral. En términos de resultados este tipo de cirugía es de las que más satisfacción produce, además de conseguir un gran impacto en la autoestima beneficia a nuestros pacientes en su día a día.

Existen otro tipo de procedimientos en la región facial que están encaminados a mejorar el aspecto y las características de la piel como el uso de ácido hialurónico para rellenar defectos o aumentar volumen en algunas zonas, inyección de toxina botulínica para relajar los músculos y mejorar las arrugas o el uso de plasma para mejorar el tono, el brillo y las características locales de la piel.

Los anteriores procedimientos estéticos se usan de acuerdo a las necesidades de cada paciente en particular. También es posible usar la grasa para corregir defectos, es decir, realizar una lipotransferencia, para ello extraemos pequeños volúmenes de grasa con liposucción e inyectamos en las áreas que necesiten en el rostro, la integración de la grasa y el comportamiento depende de cada paciente en particular y los resultados son muy buenos

Para el manejo de las cicatrices en cara y la calidad del aspecto de la piel podemos usar dermoabrasión mecánica o peeling químico con sustancias que renuevan la piel superficialmente.

Existen diferentes procedimientos tanto quirúrgicos como no invasivos que pueden generar muy buenos resultados y generar grandes beneficios para nuestros pacientes.


VÍCTOR HENRY REYES VALLEJO 
Cirujano Plástico Estético y Reconstructivo
Miembro de número de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *